¿Que es un seguro? Nunca pierdes dinero con un seguro

¿Cuando alguien asegura su casa contra incendio espera ganar dinero? No. Está dispuesto a perder una cantidad determinada a cambio de evitar que un accidente ponga en peligro la estabilidad financiera de su familia.


Los que se compran un buen casco para subir en moto tampoco esperan ganar dinero con esa compra. Sólo intentan proteger su integridad a cambio de un dinero gastado a fondo perdido.


En la actual situación, tener todo el patrimonio en dinero de papel u otras promesas de pago en el futuro puede representar un riesgo apreciable para la estabilidad adquisitiva de la familia.


Los plazos fijos están protegidos por el FGD hasta 100.000 euros, pero el FGD no tiene dinero ni para pagar los depósitos de una entidad pequeña. Se supone que el Estado Español se haría cargo de pagar el entuerto. El problema es que ha despilfarrado tanto haciéndonos creer que eramos ricos gracias a su talante, que ahora no podría afrontar el pago de esos depósitos ni nadie le prestaría para poder hacerlo.


Otra posibilidad que sería fatal para la economía familiar de los españoles es que España hiciera una quita a su deuda. La gran mayoría no tienen Deuda del Estado en su cartera, pero muchos tienen fondos de inversión que sí la tienen en grandes cantidades, por no hablar de los fondos de pensiones. Mención aparte merece la hucha de las pensiones de la Seguridad Social que está hasta el cuello de bonos españoles. Por otra parte, la quita de la deuda provocaría la insolvencia de casi todos los bancos de la Península Ibérica y una gran parte de los países civilizados (muchas entidades, acuciadas por la falta de beneficios, han asumido el enorme riesgo de pedir prestado dinero a corto y comprar bonos gubernamentales para obtener un jugoso diferencial. Pensaron que si salía mal la jugada no pasaba nada, pues en ese momento ya estaban quebrados. La clásica huida hacia adelante de los ignorantes desesperados). Esos bancos no podrían devolver el principal de los depósitos y el Estado estaría muy ocupado lamiéndose las heridas y tratando de sofocar las revueltas ciudadanas como para devolver esas enormes cantidades de dinero. Las pérdidas para la gran mayoría del público serían muy cuantiosas. También podría ocurrir que el Estado ofreciera a los depositantes bonos a largo plazo a cobrar con euros devaluados.


Últimamente he leído que una manera de salvar la mitad de los muebles en Europa es que Alemania se salga del euro y deje solos a los PIGS y otros animalitos para que puedan devaluar fuertemente el Euro y poder competir con el resto de países que están haciendo devaluaciones salvajes a la carrera.


¿Qué seguro se puede comprar ante este panorama?


La renta variable suele mantener el poder adquisitivo, pero, en estas circunstancias, y estando en superprimaria bajista, yo la dejaría para más adelante.


Los bonos senior de grandes empresas no financieras del Eurosto50 nos podrían cubrir de la insolvencia del Estado Español y los plazos fijos, pero sufrirían mucho si Alemania se saliera del Euro. Seguirían estando denominados en euros devaluados, pues incluso los bonos de empresas alemanas no iban a cambiar la moneda de referencia de los bonos, para que en el futuro les resultara más barato el pago de los cupones y del principal.


Se puede comprar una casa, aunque la posibilidad de que siga bajando el precio es muy alta, pues los pardillos que la comprarían encantados no tienen un duro y nadie les concede una hipoteca. Sólo pueden comprar pisos en poder de los bancos, que sí les dan el préstamo en condiciones excelentes, pero a cambio de pagar el inmueble a precio de burbuja. Los que disponen del dinero en rama pueden hacer ofertas a particulares que sí han bajado los precios, aplicando un fuerte descuento para paliar la futura bajada. Si hacen varias ofertas, seguro que les aceptarán alguna.


Comprar una casa está bien como seguro, comprar varias es peligroso. Me explico: cuando las administraciones (que hablando con propiedad deberían llamarse las despilfarraciones, pues nunca han administrado bien los caudales públicos) se vean sin ingresos; con los funcionarios en huelga por no haber cobrado varios meses; con la recaudación por los suelos, pues la poca actividad que se hará estará sumergida, van a ir a por todas para seguir manteniendo su Patente de Corso. Los únicos impuestos seguros para recaudar serán los que se apliquen a los inmuebles, que si no los pagan se pueden embargar. Aducirán causa mayor de interés público para imponer tasas confiscatorias a todos los inmuebles que no sean vivienda habitual. Este hecho producirá nuevas ventas, con las consiguientes bajadas de precios de la vivienda.


En otras ocasiones he hablado de comprar miel como moneda de cambio, pero 300 kilos de miel siguen siendo una inversión muy pequeña para asegurar el patrimonio familiar.


Por último, se pueden comprar monedas de oro y plata. Durante miles de años han mantenido su poder adquisitivo ante desastres parecidos a los que se pueden avecinar. Repito que estas compras no deben tener el objetivo de ganar dinero con ellas, sino la de proteger la estabilidad adquisitiva de la familia. Aunque, organizándose bien, la posibilidad de acabar perdiendo dinero a largo plazo es remota. Se podría comparar con un seguro de vida de los que, si no te mueres, recuperas la prima.


Estamos en un buen momento para aprovechar las bajadas fuertes de los metales para ir acumulando paulatinamente. Cada uno debe decidir qué cantidad de euros va a intercambiar por metal a cada porcentaje que baje el precio. Mi consejo es que el dinero invertido en plata sea al menos tres veces mayor al que se destina al oro.


Comprar metal físico a buen precio después de fuertes bajadas suele ser complicado: los mayoristas pierden en las últimas compras que han efectuado y no están dispuestos a vender con pérdidas a un precio razonable. Pero esto tiene una fácil solución:


Durante las bajadas verticales, se van comprando pequeños lotes de oro y plata en CFDs. El oro se puede comprar en lotes de una sola onza y la plata en lotes de 100 onzas. Cuando el mercado vuelva a su normalidad, os garantizo que podréis comprar monedas de plata con descuento sobre el precio de mercado del valor de la plata pura que contienen según su ley o aleación. En el momento de comprar las monedas, se deshacen los CFDs por el mismo importe. De esa forma se consiguen ambas ventajas: comprar a precios baratos y conseguir el descuento del mercado cuando la plata sube y los que ganan estén dispuestos a vender con descuento para realizar beneficios.


A ver si hay suerte y las ventas obligatorias de los Hedge Funds apalancados que se quedan sin garantías tumban el precio de los metales, como pasó en el 2008. Un objetivo de subida a 39 $ para la plata a medio plazo es muy conservador.


En los comentarios me han dicho que soy muy pesimista. Les recuerdo que un pesimista es un optimista bien informado. Ignorando la realidad se consigue despreocupación y felicidad a corto plazo, pero a un coste demasiado elevado. Una persona sensata no debería asumir riesgos tan elevados, aunque la probabilidad de que ocurran sea baja. Casi todos se pueden permitir perder 20 euros durante cada día del resto de su vida, pero ninguno de ellos puede perder la vida más de una vez.


Las posibles pérdidas que puedan ocurrir aplicando los consejos de este post (lo más probable es que genere beneficios), yo las contabilizaría como coste de la prima de un seguro de supervivencia. Y teniendo en cuenta lo dicho arriba sobre las dificultades a la hora de resucitar, cualquier coste de esa prima de seguro que se pueda pagar me parece extremadamente barato.


En Zimbabwe, si quieres comprar un pan o una lata llena de trigo te piden 0.10 gramos de oro. Si vas a comprar con papelitos de colores, te mueres de hambre.

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo