¿Qué pasa con el seguro si vendo mi coche?

Ya sea porque has visto un coche que te gusta más, porque no te sientes cómodo conduciendo, necesitas dinero... El tiempo de uso de un vehículo y el de un seguro de coche no siempre coinciden, por eso mismo es muy frecuente que la venta del automóvil o moto no corresponda con la terminación del contrato. En este artículo veremos qué pasa con el seguro de coche si decidimos vender nuestro vehículo antes de que termine el contrato del mismo.


En el caso de que te encuentres en esta situación y hayas decidido vender tu vehículo antes de que finalice el contrato con tu aseguradora, tendrás dos opciones:

  • Quedarte con el seguro

  • O bien traspasar el seguro al nuevo dueño del vehículo

Si decido vender el vehículo y comprar otro, ¿qué pasa con el seguro?


Si te decides por la primera opción deberás de saber que, en caso de que vendas el coche para comprar otro, deberás llamar a la aseguradora e indicarle lo siguiente:

  • La fecha de la venta

  • La fecha de la compra del nuevo vehículo.

Sabiendo cual es tu nuevo vehículo la aseguradora te hará un nuevo presupuesto. En este supuesto la compañía de seguros cogerá la parte proporcional no consumida de la prima y la adaptará al nuevo seguro y así pagarás menos por el nuevo seguro que finalizará el mismo día que el seguro viejo.


Si decido vender el vehículo pero no compro otro, ¿qué pasa con el seguro?


En el caso de que no te compres otro vehículo lo que las aseguradoras hacen normalmente es guardarnos la parte proporcional no utilizada de nuestro seguro, para el momento cuando decidamos comprar otro coche. Esto es, no devuelven el dinero pero lo guardan para cuando se adquiera un nuevo vehículo.


Pero hay que tener en cuenta que las aseguradoras ponen un tope máximo de 1 año para los casos como este, es decir si transcurrido este tiempo no compras un automóvil nuevo, se quedan con la prima no gastada.


Sin embargo sigue habiendo compañías que después de la venta del vehículo, se quedan con la parte proporcional del seguro no consumido y no dan nada. Por otra parte también puedes dar o vender tu seguro al nuevo dueño del automóvil. Pero para hacerlo precisarás del consentimiento de la compañía de seguros.


Así que en primer lugar tendrás que comunicar a tu compañía la venta del automóvil, y además el deseo de transmitir el seguro, señalando los datos personales y de contacto del comprador. La aseguradora estudiará al nuevo dueño, su historial al volante y su experiencia y te dirá si o no a tu voluntad. Si dice que sí, no hay más problemas. Si dice que no, la aseguradora tendrá que ingresarte en tu cuenta bancaria la parte no usada de la prima.


Ahora bien, es muy importante que una vez vendido el coche lo comuniques a la compañía lo antes posible, porque si no lo haces y el nuevo conductor tiene un accidente sin haber contratado la nueva póliza, tu seguro seguirá en vigor a todos los efectos y quien va a tener que pagar los daños del accidente será tu compañía. Pero la aseguradora podrá alegar que has actuado de mala fe, al no haber comunicado la venta del coche y te tocará pagar todos los daños ocasionados por el siniestro. 

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo